5 de marzo de 2009

Coches oficiales

Cuando trabajaba en el 20minutos, los jefes me mandaban que me fijara bien en los detalles que debían salir a la luz, y cuáles debía ocultar, para que las noticias quedaran redactadas de una forma afín a la línea ideológica del diario. Si nos fijamos en la información corporativa del periódico, la opinión de la redacción consiste en:

" la democracia, los derechos humanos, la tolerancia, el respeto a todos y la convivencia"

Pero la realidad es que su línea política siempre ha estado bastante escorada a la izquierda, cosa que podrían corroborar incluso los votantes de la ídem. No en vano, el hijo del director estaba hasta hace poco dirigiendo el periódico Público, un gran éxito de masas que viene a ser la versión de pago de 20minutos, misma calidad incluída.

Y es que, mientras se menciona la tolerancia y el respeto a todos como línea fundamental del periódico, los becarios se encargan/encargábamos de mover de sitio las noticias (en función de cómo deben ser destacadas), copiar noticias de otros periódicos o incluso burdos rumores surgidos en Los Genoveses o Rebelion.org, borrar posts a los comentaristas que critiquen la línea del periódico (cuando estaba allí, me volvía loco de apretar el botón de borrar), o, especialmente, saber cuándo hay que ocultar datos dentro de una noticia.

Un ejemplo de esto último lo encontramos en la siguiente noticia:

El coche oficial de Feijóo será francés

Aquí, por ejemplo, se obvian cosas como que muchos de los componentes de este coche se fabrican en Vigo, y se destaca el detalle de la nacionalidad del coche sobre lo más importante del asunto del cambio de vehículo: que se realiza para ahorrar en gasto público, como modo de contrarrestar el despilfarro del Audi de Touriño. Viene a ser como cuando te cortas la mano con un hacha (algo que a todos nos ocurre de cuando en cuando, de todos es sabido), y mientras te desangras, te alegras de ver que el accidente también te dejó un buen corte de pelo; es minusvalorar lo importante y sobrevalorar lo frívolo, y 20minutos sabe cómo hacerlo.

No hay comentarios: